“Si eres gestor sanitario no puedes ocultar nada a los profesionales”

ENTREVISTA en Diario Enfermero 8 de agosto de 2021

DAVID RUIPÉREZ.- Albert Cortés Borra es un enfermero inquieto, polifacético, preocupado por mejorar la profesión. Es director del proyecto HUGES, una iniciativa para la humanización de la gestión sanitaria. Actualmente es enfermero en el centro de salud Sanllehy, en Barcelona, pero ha sido supervisor del área materno infantil del hospital Vall d’Hebrón en el turno de noche, supervisor de la dirección de información… Ha ocupado muchos puestos que le han permitido tener esa visión de cómo haciendo pequeños cambios se pueden lograr cosas importantes con el dinero común en beneficio de los pacientes y los profesionales. Es también docente en la Escuela de Enfermería en la Escuela del Mar, pertenece a la Sociedad de Asociación Nacional de Directivos de Enfermería ANDE, de SEDISA y, en un plano más personal, es un apasionado de la tecnología, de las plumas estilográficas y del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona, que ha retornado esta temporada a la Primera División de la liga.

Canal Enfermero tiene el lujo de contar contigo para hablar de tu último libro “Humanizar la gestión sanitaria” (Herder), una obra muy completo, con invitados de lujo que aportan su visión en él. Nos llama la atención que sobre todo en la época pre-pandemia el concepto de humanizar la sanidad se analizó desde muchos frentes, tanto desde la atención sanitaria propiamente dicha, como la gestión… Llama la atención que si la sanidad es algo que se trabaja con personas, ¿acaso la sanidad es inhumana?, ¿A nos referimos cuando hablamos de humanizar, que a la gente se la trata como ganado, que se trabaja en serie…?
El concepto humanización tal vez es un concepto que suena extraño. Somos personas que cuidamos a personas y personas que son cuidadas por nosotros, pero por desgracia ha habido una serie de factores alrededor de la atención sanitaria que han hecho que esta atención a veces no fuera tan próxima, tan humana, tan cercana, como sería el mercantilismo, la burocracia o la tecnología. Y estamos trabajando para rehumanizarla, de volver a ese trato humano, personal y próximo porque no hemos de olvidar que los profesionales están al cargo de unas personas que en ese momento necesitan una atención personal y humanizada. Y aquí es en lo que tenemos que hacer énfasis, que el paciente vuelva a encontrarse bien y sea atendido de esa manera próxima que se ha perdido por esas causas que os he mencionado anteriormente.

Creo que cualquiera puede entender cómo se puede dispensar un trato más humano al paciente. Por ejemplo, ha habido casos que ves que una persona que tiene un tumor no operable y la forma en la que le comunican esa noticia a él o a su familia dista mucho de ser propia de seres humanos con un ápice de inteligencia emocional, pero tú has trabajado en la humanización desde la gestión. ¿De qué manera cuando tienes un puesto de responsabilidad puedes humanizar esa gestión? Dime tres medidas que son claves para humanizar la gestión sanitaria.
Este libro surgió por unos comentarios de unos alumnos en un curso de gestión enfermera en el Colegio de Enfermería de Barcelona. Me animaron a poner en un libro todo lo que les estaba explicando y dije por qué no. Hice un guión e intenté plasmar mi visión de la gestión sanitaria enfermera. En mi experiencia como gestor he visto que si a los profesionales les das ese protagonismo, esa visión de poder ser importantes dentro del sistema (que lo son), refuerzas su papel, haces que el sentido de pertenencia a las instituciones sea cada vez más grande, tomas en cuenta sus decisiones, estás por ellos y en definitiva los cuidas, sería una gestión enfermera de verdad cuidando al profesional, van a dar un servicio, un rendimiento y una atención al paciente y a sus familias mucho mejor. Lo he comprobado estando al cargo de un turno de noche complejo, con muchas enfermeras y técnicos de cuidados de enfermería a tu cargo, y viendo que eran cuidados como personas y como profesionales el rendimiento de esos servicios mejoró, disminuyó el absentismo laboral, el profesional iba a trabajar más contento porque quien era el responsable les hacía sentir bien en el trabajo. Y eso también lo predican empresas multinacionales -fuera de la salud- que dicen que hay que cuidar al empleado porque se cuidará a los clientes. Fijaos lo importante que esto es. Por esto nació el libro, para transmitir a futuros gestores que hay maneras de hacer las cosas mejor, que hay maneras de dar importancia al profesional y al final sale ganando la institución y sobre todo sale ganando el paciente que es el objetivo del trabajo de los profesionales que están en el sistema. Los profesionales hay que cuidarlos porque son el valor más importante de las organizaciones.

Hay maneras de hacer las cosas mejor, hay maneras de dar importancia al profesional”.

Te has rodeado bien porque cada capítulo tiene un aporte que complementa y que está escrito por gente que tiene un conocimiento muy profundo de la gestión sanitarias, nombres de primerísimo nivel…
Yo no soy nadie para escribir un libro entero hablando de humanización y en mi experiencia docente he comprobado que los ejemplos llegan mucho más que la teoría, por eso pensé que podía buscar compañeros o amigos que expliquen su vivencia en el mundo de la gestión. Y enfermeras de primer nivel muy conocidas con presencia tanto a nivel docente como asistencial y enseguida se brindaron. He tenido la suerte de contar con gerentes de hospital que han querido participar y dar su imagen. Es muy importante explicar anécdotas, experiencias personales que han servido desde el punto de vista de la gestión de cómo mejorar el sistema sanitario para dar un mejor cuidado. Qué mejor imagen que el ejemplo. Una imagen vale más que mil palabras, 21 imágenes (además 21 también es un número bueno para los que somos del Espanyol), 21 personajes, 21 profesionales de la salud, mayoritariamente enfermeras pero también de otras disciplinas, que han querido aportar su visión de la humanización aplicada a la gestión.

Comentabas antes eso de dar un toque enfermero a la gestión pero, ¿no crees de que primeras la enfermería tiene problemas para acceder a puestos de gestión? Y que cuando llega hay techos de cristal, zancadillas y que existe una desmotivación en los profesionales porque es complicado llegar a ocupar esos puestos. ¿Crees que algún día cambiará esto?
El acceso a los puestos de gestión enfermera no es sencillo por una razón muy importante, son puestos que no están profesionalizados. Se habla mucho de profesionalizar la enfermería con especialidades, con profesionales muy formados en las diferentes ramas de conocimiento, pero para acceder a la gestión no existe una verdadera profesionalización. Por desgracia cualquiera puede acceder a la gestión, a veces sin tener la formación y las capacidades necesarias. Aquí es donde hay que hacer el cambio. Ver que el gestor enfermero es tan profesional como el que es especialista, el generalista o el que está en Urgencias. Hay que dar importancia al gestor y que sean cargos que tengan duraciones mucho más largas para poder hacer proyectos a largo plazo. No es fácil cambiar y si queremos hacer cambios sobre la humanización y mejora a los profesionales, no se hacen en un día, ni en dos, requieren un proceso y una evolución lógica de toda la cadena de mando, desde la dirección de enfermería hasta abajo.

Es preciso profesionalizar la gestión”.

Lo que pasa es muchas veces esos cargos tienen una naturaleza política, por afinidades… Las decisiones no se toman por criterios objetivos, ni por currículum y por otra parte la gente quiere acceder a según qué puestos por sus mejoras salariales…
Las condiciones salariales pueden ser un aliciente para acceder a la gestión pero luego te das cuenta que luego no es tanto. Son unos pluses que no te arreglan la vida y tienes que dedicar muchas más horas, pero a nadie que hace gestión le han puesto una pistola en el pecho. Tienes que ser serio en tu trabajo gestor, muchas veces tienes un turno en el hospital o en el centro de salud de “x” horas pero si haces gestión luego tienes que dedicarle muchas más horas o en el propio centro o en tu casa. Hacer las planillas de las vacaciones, de las fiestas requiere un esfuerzo que muchas veces no es comprendido. Aquí es donde hacer énfasis, debe ser una gestión de proximidad con transparencia, es uno de los subtítulos del libro en el que hablo de tres valores y uno es la transparencia. No hay que ocultar nada a los profesionales, que siempre un profesional si acude al despacho o si se encuentra a su supervisora, a su coordinadora, que nunca le oculte nada, porque si le haces “la pirula” se va a dar cuenta y vas a perder credibilidad. Un gestor que pierde credibilidad lo pierde todo. Aquí es donde entraríamos en el liderazgo, tienen que creer en ti por tus valores y porque eres una persona que intentas hacer lo mejor por el hospital, por el centro de salud, por el servicio y por los propios profesionales.

Un gestor que pierde credibilidad lo pierde todo”.

¿Hasta qué punto ha contribuido la pandemia para humanizar o deshumanizar la sanidad, hemos salido ganando o perdiendo?
Partimos de la base de que la pandemia de por sí ha sido una etapa deshumanizadora cien por cien en sus inicios. Enfrentarse a algo desconocido, a pacientes solos en sus habitación, a la muerte en soledad, al miedo de los profesionales que no sabíamos cómo actuar porque todo era nuevo, pero poco apoco fueron surgiendo iniciativas individuales, colectivas… para hacer que es pandemia se rehumanizara mediante el uso de videoconferencias, permitiendo la entrada de algún familiar para despedirse de su ser querido… Poco a poco hemos ido haciendo estrategias que han hecho mejor la pandemia, y se ha humanizado un poco más. Ya no se habla del paciente que muere solo, ya no se habla de esos riesgos no conocidos, y eso es importante. Ha sido el trabajo de mucho -y desde aquí mi agradecimiento a todos los profesionales, enfermeras y no enfermeras-, que han estado trabajando y dándolo todo para que esta pandemia vaya disminuyendo poco a poco y esperemos que un día no muy lejanos podamos decir que ya hemos terminado con ella.

La pandemia ha sido una etapa deshumanizadora”

Spread the word. Share this post!

Meet The Author

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Contacto
Hola, bienvenido al chat de ACB Gestión Sanitaria, ¿en que estás interesado?