Virología

Quienes me conocen saben que antes de dedicarme a la gestión enfermera, mi labor profesional estuvo dedicada a la Virología, en el Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, donde tuve el honor de aprender de uno de los pioneros en la Virología diagnóstica en España, el Dr. Ignasi Calicó, y trabajar con compañeros que siempre procuraron ser sin duda verdaderos colegas, entusiastas de la Virología, como fueron los enfermeros Octavio Martínez y Mª Teresa Betbesé.

A lo largo de esos casi 13 años pude aprender y desarrollar las habilidades necesarias para que la Virología formase parte de mi vida profesional: congresos, cursos, puesta en marcha de nuevas técnicas.

Aún recuerdo la primera comunicación oral que presenté en un congreso, más en concreto en Jaca (Huesca) en 1988: «Infecciones víricas respiratorias en pacientes hematológicos pediátricos», con diapositivas en formato tradicional, si no me equivoco 7 diapositivas para llenar 10 minutos de intervención.

A este debut como comunicador siguieron más congresos y jornadas donde nuestro equipo presentaba año tras año nuestras experiencias, obteniendo en Gandía en 1993 el Premio al mejor póster, con el trabajo: «Sistematización de la obtención de muestras para microbiología i anatomía patológica mediante la distribución de un esquema en póster» y en 1996 en Zaragoza el Premio a la mejor comunicación oral con una revisión sobre el VRS: «Virus respiratorio sincitial : el más importante agente causal de patología respiratoria en pediatría. Revisión y experiencia personal».

También no puedo dejar de recordar los cursos de interpretación analítica tanto del Colegio de Enfermería de Barcelona, como en CES, donde tuvimos la oportunidad de formar a un buen número de profesionales interesados en el laboratorio.

También quedan para el recuerdo y como no para el curriculum las publicaciones en revistas nacionales e internacionales tanto de enfermería como médicas, y recuerdo las palabras del Jefe de Servicio Dr. Fernández:

«hay que ser valientes»

Y las nuevas técnicas puestas en marcha: aislamiento de Chlamydia trachomatis en cultivo celular, el «antivirograma» para detectar la sensibilidad de las cepas de citomegalovirus al ganciclovir, o las visitas diarias a las unidades de pediatría para obtener las muestras de aspirado nasofaríngeo en época de VRS.

O ser el editor de la primera web de Virología en español, alojada en la Universidad de Alicante, «El Portal de la Virología en Español» que fue noticia en Diario Médico, consiguiendo traducir «All the Virology on the WWW» al español como mirror oficial.

O publicar en la revista Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica el artículo «Información sobre virología en Internet«, en 2001 https://doi.org/10.1016/S0213-005X(01)72556-6

21 de noviembre de 2007

Repasando viejas presentaciones de PowerPoint, el 21 de noviembre de 2007, tuve la suerte de impartir una sesión multidisciplinar en el Hospital General de Vic, donde hablé sobre el diagnóstico de laboratorio de las infecciones víricas, la historia de la Virología y cuales eran los virus más frecuentes en nuestro medio. Y acabé mi intervención con la frase:

¿Y que vendrá mañana?

Sin duda los virus son unos grandes desconocidos, con una capacidad de sorpresa impresionante, capaces de emerger causando graves daños a la población: polio, sarampión, HIV, Ébola, SARS, … y ahora mismo el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es una prueba de ello. Por este motivo debemos estar muy alerta y preparados para poder reaccionar de manera efectiva, rápida y eficaz para lograr enfrentarse a los nuevos retos de la Virología.

Y sin duda la Virología forma parte de mi vida, y ahora en plena pandemia de la COVID-19 he publicado el artículo ¿La amantadina tiene un efecto protector contra COVID-19?

Link al artículo

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *